jueves, 8 de agosto de 2019

Cumbia (a 1318 metros) sobre el mar · Borbor

(Versiones de aquí, allá y acullá.)



















domingo, 23 de junio de 2019

Muchas hebras hacen cuerda


Volviendo, por la carretera,
del hangar que almacena hierros
donde hago cuerda con paja de arroz,
un amago, a ratos, de llanto me ciñe,
porque hay un zorro atropellado en el arcén,
porque un perro adiestrado para ladrar me ladra
y porque hombres desconocidos
tocan el claxon y me asustan
y me agobian e incomodan,
sólo porque soy una mujer
que camina sola.
Me reconforta mirar los árboles
y las hierbas salvajes de la orilla.
Y al llegar al arrozal encharcado,
garzas y cuervos conviven serenos;
y esa comunión en blanco y negro
parece llenarme el corazón de colores.
Para cruzar al otro lado,
ninguno de los conductores
me cede el paso.
Luego, en el autobús,
muchas mujeres viajan conmigo.
Imagino que vienen de trabajar por dinero
y vuelven a casa a trabajar por nada.
Desde mi cansancio supongo que están cansadas.
Ríen y hablan y comen fruta.
Y aunque no entiendo todo lo que dicen,
me siento bien con ellas,
me siento tranquila y segura.
Entre las cruces del cementerio,
veo lejano el edificio emblemático de la ciudad.
Todos los silencios y voces
y todas las visones del día se transforman
cuando puedo tomar el tiempo para pensarlos.

Con hebras hago cuerdas;
con briznas, poemas.
Mudo lo frágil.

jueves, 18 de abril de 2019

Nostalgia sin centro

Hilo muy delgado
De luces friolento
Si fui niño
Si fui animal
Crucé el umbral
Y arrojó su sombra
Fúnebre el cigüeño.

martes, 5 de febrero de 2019

Cajas Destempladas · Borbor

Del disco aquel, Borbor, siempre en proceso:


miércoles, 24 de octubre de 2018

Mi corazón negro

Mi corazón es de sombras
y es un caballo y un cuervo.
Es un caudal solitario
que baja del sueño al sueño.
Ramada de pluma y crines
engastadas en lo negro.
Escarba de noche ido,
grazna, sopla, late ciego.
Mi corazón es de sombras
y es un caballo y un cuervo.

martes, 25 de septiembre de 2018

donde corazón hubo (pequeño epitafio para ser cantado)


Donde corazón hubo:
Un mirlo mudo.
Donde el río grana:
Erial y mejana.
Donde se cernió una alondra:
La quieta sombra.

Del recuerdo, el envés:
Un solitario ciprés.

domingo, 19 de agosto de 2018


Hiere incesante el silbo de
su cuerpo cayendo a tierra
con gotas de sangre y luna
como mercurial granada:
plomo del último frío
de su sombra a la gran sombra.

Todas las noches, si hay mundo,
por el hilo de plata, Lorca.

jueves, 5 de julio de 2018


jueves, 10 de mayo de 2018

viernes, 27 de abril de 2018


sábado, 3 de febrero de 2018

(También de tinta) El roto negro


Sin arpón, a pie, asombrado,
franquear el azogue
del ojo de la ballena.

Ante el camino racimado:
—¡Al fin! —dijo el viajero.





[3 años hoy sin Jordi Sanchis]