viernes, 6 de agosto de 2010























hay jueves en los que quisiera ponerme en evidencia, perder toda mi fortuna de tres cifras en pocas horas, sonreír a mis semejantes dejando asomar los dientes y la cremallera del disfraz. entre tanta parcelita suntuosa, también mis osadías resultan pobres. qué le vamos a hacer.